¿Qué marcó el 2012 en el Calendario Maya?

Publicado el: 25 Apr 2013

Consulta: Ya pasó el famoso año 2012 y no se terminó el mundo. ¿Me puede explicar si eran tonterías nada más? (2º Parte)

Ana Luisa Monge Naranjo
Más notas del autor
Foto Shutterstock.com

R: Los astrónomos antiguos, incluidos los mayas, se dieron cuenta que el Sol ya no aparecía en el mismo lugar que lo hacía solo 70 años antes, sino que se había movido un grado completo (el equivalente al diámetro del Sol multiplicado por dos). Este movimiento lento, llamado precesión de los equinoccios, hace que el Sol del equinoccio parezca resbalarse en reversa contra el telón de las estrellas.

¿Qué es la “precesión de los equinoccios”? Los astrónomos han logrado deducir ahora que la Tierra no es una esfera perfecta, es un poco chata en los polos y tiene una protuberancia en el Ecuador, lo cual es el resultado de los tirones gravitatorios que la Luna y el Sol ejercen sobre la Tierra. Sus fuerzas gravitatorias desiguales hacen que se tabalee el eje del de la Tierra y que cambie de dirección muy despacio. Gradualmente, el eje polar que, una vez estuvo alineado con una estrella en particular, empieza a cambiar hasta alinearse con otra estrella.

En la actualidad, nuestro Polo Norte apunta a la estrella Polaris, a la cual llamamos la Estrella Polar. Pero hace 5. 000 años, el polo norte celestial se alineaba con la estrella llamada Alfa Draconis y, en unos 8.000, la estrella polar será Vega. Este movimiento es el responsable del cambio de ubicación de los equinoccios y los solsticios frente al telón de fondo las estrellas, de donde viene el nombre “precesión de los equinoccios”. Los antiguos astrónomos calcularon la duración del movimiento precesional del Sol entre 25.600 a 26.000 años para cumplir un ciclo completo.

Las culturas que conocían dicho movimiento le otorgaron diferentes significados, pero todas coincidían en que el ciclo precesional simbolizaba el proceso cósmico de la evolución de la vida en la Tierra, en especial, el proceso espiritual de desplegar la conciencia en nuestro planeta. Ahora veamos como el ciclo precesional se incorporó a la cosmología maya y específicamente, al año 2012.

Los mayas eran genios en astronomía. Por ejemplo, desarrollaron un calendario reciclable de Venus bastante exacto y una proyección de eclipses que todavía funciona. También calcularon exactamente el año solar hasta con cuatro cifras decimales. Para lograr estos impresionantes cálculos, crearon un sistema sofisticado de matemáticas que utiliza el valor del lugar y el concepto del cero. Y todo ello mientras Europa vivía el oscurantismo científico.

Los mayas interpretaron que el 21 de diciembre del 2012 porque en el calendario maya de la cuenta larga es un ciclo de 5.200 años que finalizó en esa fecha, y también apuntó a una rara alineación astronómica que solo ocurre una vez cada 26.000 años. El Sol del solsticio de invierno gradualmente se alineó con el mismo centro de la galaxia, fenómeno que simboliza el nuevo año galáctico de 26.000 años solares. El reloj galáctico se ubicó en el punto cero, marcando el comienzo de un nuevo ciclo precesional.

Para los antiguos mayas, la Vía Láctea simbolizó la Gran Madre Cósmica de donde nació toda la vida. Vieron a nuestra Madre Galáctica estirándose a través del cielo nocturno e identificaron que en el núcleo del centro de la galaxia había una gran protuberancia, a la cual percibieron como el útero cósmico. Dentro de la protuberancia central está lo que parece un corredor oscuro, conocido como la “grieta oscura”. Los mayas se referían a esta área como el “paso del nacimiento”.

 

La importancia de la fecha 2012 en el calendario maya, se debe a que esa fecha fue cuando el Sol del solsticio de diciembre se alineó con la grieta oscura, es decir, el "canal galáctico del nacimiento”. Es como si el Sol realmente estuviera naciendo nuevamente del útero galáctico, representando el cero en el reloj cósmico y marcando el principio de la nueva era en nuestra jornada evolutiva en la conciencia.

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor