Bolsos hechos en Costa Rica

Publicado el: 21 May 2013

“Ganas, ganas,ganas, cuando tenemos una gran idea y nos gusta lo que hacemos, nonecesitamos nada más”. Es la fórmula para el éxito según MonikaLachner Piza, diseñadora y propietaria de la marca de bolsos Cocomalt Bags.

Por Shirley Ugalde
Más notas del autor
Fotos Jeannine Cordero

“Mi objetivo es hacer arte de un artículo de uso diario como lo son los bolsos”.

 

 Monika estudió publicidad y mercadeo en España, profesión que ejerce a tiempo completo en una entidad financiera. Pero la curiosidad y la pasión por los bolsos fueron los motores que la impulsaron a crear esta marca hace ya tres años.

“Siempre he sido fanática de los bolsos y a base de observación, un día descubrí que los podía crear yo misma y a la vez complacer los gustos de muchas mujeres, ya que diseño a gusto de las clientas, manteniendo el estilo vintage de la marca”. Confiesa.

La materia prima de todos los productos proviene de un negocio familiar dedicado a la cría de cordero para venta de leche y carne en el mercado nacional, por lo que ella utiliza el subproducto del cuero, que, según dice, supera en calidad a otros materiales.

“El cuero de cordero es sumamente resistente y duradero, al mismo tiempo permite lograr un trabajo más fino, brinda una mayor versatilidad en los diseños y tamaños que el cuero tradicional”, explica.

Actualmente dedica cuatro horas diarias al taller y asegura que una vez decidido el diseño, puede hacer unos tres bolsos por día, y aunque tiene una lista de espera de un mes, se mantiene firme en la idea de ser la única responsable del proceso.

“Me gusta hacer todo el trabajo, de esta forma aseguro la calidad de mis productos. Más que vender un simple bolso, esto es arte. Si otra persona lo hiciera, no serían obras originales. Recibo apoyo para el proceso de curación de los cueros y en la entrega de los bolsos, que se realiza a domicilio”, concluye.

A esta diseñadora la pueden contactar al teléfono 6058-8693 o en su pagina de facebook cocomaltbags

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor