Chanel, un legado que brilla

Publicado el: 18 Mar 2013

En 1932 la célebre modista marcó la pauta en la alta joyería con una colección que demostró a los clásicos joyeros que se podía ir más allá con la piedra más preciosa: el diamante.

Por Carolina Montero
Más notas del autor
Fotos AFP y cortesía de Chanel.

Las cosas bellas deben circular”, le dijo en 1932 Gabrielle "Coco" Chanel a los joyeros de la Plaza Vendóme que irrumpieron en su casa mientras ella presentaba la colección Bijoux de Diamants. Hombres abrumados por lo nuevo y por ver en la colección una presentación diferente de la joyería, donde las constelaciones bajaron del cielo para bañar a las mujeres que buscaban libertad y femeneidad a través de un estilo diferente.

Fue la primera y la última colección que diseñó mademoiselle Chanel, pero solo esta le bastó para marcar un hito en la historia y volver a los diamantes su brillo y presencia en la joyería.

Fue la curiosidad la que le llevó a revolucionar un espacio gobernado por pocos, pero su visión como mujer y diseñadora de alta moda le permitió simplificar las monturas, eliminar los cierres y dejar que en lugar de las piedras preciosas fueran las líneas y los diseños los protagonistas de cada una de las piezas que se presentaron en su apartamento en Saint Honoré, París con maniquíes de cera en lugar de utilizar los estuches de terciopelo negro.

Cometas que caían en los hombros, accesorios para el cabello de grandes dimensiones y una lluvia de constelaciones comprendían la colección Bijoux de Diamants, inspirada en los cinco elementos claves para marcar un estilo: la estrella, el sol, el lazo, los flecos y las plumas. Todos ellos acompañados con detalles de su vida personal y con el que se instaura un código de femineidad “donde se prima sobre la ostentación, y la ligereza sobre la exageración”, ha dicho la casa de alta costura en el video de inside-chanel.com que narra los orígenes de la colección.


Brillando a través del tiempo

Hoy, la casa Chanel no quiso pasar este hito por alto y con la colección 1932 demuestra que su propuesta vanguardista continúa gracias a la visión de su director creativo Karl Lagerfeld.

Las colecciones actuales se alimentan de las pasadas. Se reinterpretan los lazos, las estrellas y las flechas y se integran más elementos del universo Chanel como la camélia, el león y la perla. Diamantes que sobre una mujer le confieren su brillo, su fuerza y su fuego” se afirma en inside-chanel.com.

La colección 1932 luce, además de los diamantes, safiros rosados y perlas que pueden ser apreciadas en la página chanel.com Una colección que retoma el valor que le daba Chanel a la gracia. “La belleza no era obligación ni convención sino una manera de ser, un estilo”, decía la diseñadora.

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor