Consejos del Feng Shui para conseguir armonía en su hogar

Publicado el: 19 Sep 2013

Los antiguos conocimientos chinos pueden ayudarle a lograr entornos agradables y balanceados.

Por María Fernanda Cruz
Más notas del autor
Imágenes cortesía de Norte Sur Arquitectos

El Feng Shui armoniza los espacios y crea entornos saludables, es una herramienta poderosa para la transformación que llena de bienestar y energía el espacio y, de forma consecuente, provoca una mejora en su propia vida. Lograrlo es cuestión de acercarse a esta filosofía y aplicarla a la decoración de su hogar. 

Este conjunto de conocimientos se originan en la China antigua y nacen de la observación de la naturaleza, la forma en que fluyen los cinco elementos: agua, fuego, tierra, metal y madera. Con cada uno de ellos, la energía se activa y la podemos aprovechar para lograr la armonía interna. A esa energía se le llama chi y se mueve a través de los espacios y el tiempo.

Este es un diagrama donde se muestran los sectores según el Bagua (mapa imaginario que se tiende sobre la estructura de la casa). La puerta de acceso a la casa debe coincidir con alguna de las flechas rojas.  Puede aplicarse solo a un aposento o a toda la casa.

Según el Feng Shui, cada sector de la casa corresponde a un área específica de nuestra vida, de la siguiente manera:

  • Agua: trabajo y carrera.
  • Tierra: relaciones, amor, autoconocimiento, estudios.
  • Metal: hijos, creatividad, benefactores y amigos provechosos.
  • Madera: familia, salud, prosperidad  y fortuna
  • Fuego: fama y reconocimiento.

"Para la decoración Feng Shui se utilizan las representaciones de los cinco elementos a través de colores, formas y simbolismos para activar la energía de cada sector y conducirla para que nos envuelva con un movimiento suave y  fluido  a través del espacio", explica la arquitecta María de los Ángeles Solís, de Norte Sur Arquitectos. 

Cuando se modifica el entorno para dejar fluir la energía, es posible que también se activen cambios en nuestra psiquis y en nuestra vida cotidiana. Además, es notable el aumento de nuestra prosperidad económica, salud y crecimiento personal.

¿Qué pasa si desconocemos esta ciencia?

En
realidad, explica Solís, lo más importante es permitir el flujo de
energía en nuestra casa aunque conozcamos poco del Feng Shui. Por eso,
ella nos da estos consejos básicos:

  • Mantenga libre de obstáculos la puerta de entrada a la casa.
  • Si es posible, procure que la puerta de entrada sea amplia y de madera. Muy sólida. 
  • Siempre mantenga el orden y el aseo dentro de su hogar.
  • Engrase las puertas, no permita que provoquen ruidos molestos o chillidos.
  • Evite
    que los edificios que rodean su casa tengan puntas o esquinas
    puntiagudas que apunten hacia su casa, pues estas emiten energía violenta. Si existen, desvíelas con un
    espejo de cualquier tamaño. 
  • De ser posible, elija un terreno plano y de forma rectangular o cuadrada.
  • Despeje todos los pasillos y áreas de circulación para que la energía fluya con facilidad.
  • Elija siempre elementos con significados que le recuerden momentos hermosos de su vida como viajes y sentimientos positivos.

Estos son los colores y las formas que se adaptan a cada uno de los elementos:

 

El Feng shui siempre tendrá recomendaciones para mejorar situaciones problemáticas, explica Solís. Así, si usted tiene problemas con su pareja, colocar un elemento cuadrado o café que simule la tierra puede generar vibras positivas que aumenten las posibilidades de tener éxito en el amor. Sin embargo, más que aplicar recetas, la idea es encontrar herramientas en este arte que sean coadyuvantes en nuestras soluciones.

Fuente: María de los Ángeles Solís, arquitecta de Norte Sur Arquitectos. 

 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor