Consejos para aliviar pies cansados

Publicado el: 19 Dec 2013

Para esos días que no parecen terminar, aquí le damos algunos tips para que consienta sus pies. 

Por Shirley Ugalde
Más notas del autor
Fotos Shutterstock.com

 

Al llegar a casa tome unos minutos para darle un chineo a sus pies, su descanso será más placentero. 

1)  Baño de sales: Agregue dos cucharadas de sales de Epsom en un recipiente con agua tibia y coloque ahí sus pies por unos 15 minutos. Luego seque y aplique crema o su aceite favorito. Las sales de Epson se componen de magnesio y sulfatos, son de venta libre y de bajo costo, se dice que tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a calmar los calambres. 

2)   Caliente y frío: Siéntese en el borde de la bañera y deje correr sobre sus pies agua tibia, a una temperatura confortable. Luego cambie a agua fría y repita esto varias veces, por un espacio de un minuto en cada ocasión. Hágalo varias veces y termine con el agua fría. 

3)   Un masaje: Nada como un buen masaje en los pies, lamentablemente no siempre hay voluntarios para este trabajo, pero una buena idea es intercambiar el masaje con su pareja, y sino, un auto masaje funciona igual. Primero aplique aceite o crema y acondicione los pies. Comience por la bola del pie y de un masaje cruzado y hacia abajo usando los pulgares para hacer movimientos cortos y circulares. Después, use los pulgares para dar masajes largos y profundos a los largo del arco del pie, moviéndolos en dirección de los dedos. Con suavidad, apriete, gire y jale cada dedo, termine agarrando el pie con ambas manos y apretando suavemente en cada uno de los pies. 

4)   Póngales hielo: Una manera sencilla y rápida de refrescar sus pies es colocarlos sobre cubitos de hielo envueltos en un paño. 

5)   Haga ejercicios con los pies: Como cualquier parte del cuerpo, los pies necesitan ejercitarse para mantenerse saludables. Aquí le damos tres sencillos tips para aumentar la flexibilidad y fuerza en sus pies:

  • Rodar sobre una pelota de golf: Coloque el pie descalzo sobre una pelota de golf y haga rodar el pie (no se pare) sobre la pelota, use solo el peso del pie. 
  • Levantar frijoles: Esparza frijoles en el piso y recójalos utilizando los dedos de los pies. 
  • Hacer círculos y estirar los dedos: Siéntese en una silla con los pies hacia afuera y haga   cuatro o cinco círculos pequeños en ambas direcciones. Después estire los dedos hacia afuera lo mas que pueda y hacia usted. Repita cada ejercicio seis veces. 

6)   Mantenga su peso ideal: El sobre peso le pone demasiada presión a sus pies, lo mismo que a todas las articulaciones de su cuerpo que soportan el peso.

7)   Al comprar zapatos, aprenda a elegir: Si bien nos encanta comprar zapatos que estén a la moda, no siempre hay de nuestro tamaño en el estilo que nos gusta, en este caso es mejor no comprarlos, ya que no se recomienda ni que el pie quede ajustado ni que se mueva dentro del zapato. Un error común es comprar zapatos ajustados con la idea de que se llegan a “estirar”.  Cuidado con el uso de tacones altos

Fuente: Libro Manual de Remedios Caseros

 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor