Cuidado con estas sustancias cancerígenas

Publicado el: 15 Oct 2013

Elementos químicos y naturales con los que convivimos diariamente podrían provocar daños a nuestra salud, sepa cuáles son y mantengase prevenida.

Por Mónica Morales
Más notas del autor
Fotos Shutterstock.com

Cancerígeno común

Uno de los elementos más comunes que desencadena el cáncer es el benceno. Esta sustancia, conocida también como benzol, es un hidrocarburo líquido, comúnmente incorporada en los combustibles de los automóviles.

Respirar benceno durante períodos prolongados ocasiona daño en los tejidos que producen las células de la sangre, especialmente la médula de los huesos. Estos efectos pueden interrumpir la producción de elementos de la sangre, una disminución de los glóbulos rojos, lo que aumenta el riesgo de sufrir  anemia y leucemia.

 

Poderosa sustancia de uso cotidiano puede poner en riesgo su salud

Según el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) de la Organización Mundial de la Salud, hay más de 100 sustancias, mezclas, y situaciones de exposición como cancerígenas para el ser humano.

Una de ellas es la acrilamida, una sustancia presente en las papas fritas y en infinidad de productos de uso cotidiano, como lentes de contacto, detergentes, cosméticos; químicos que recubren alfombras, textiles y muebles para evitar la combustión por fuego. 

 

Los riesgos del  PVC

El PVC es uno de los materiales sintéticos más comunes, por ser una resina versátil con la que se pueden crear cientos de cosas. Incluso, se usa para puertas, ventanas, plásticos y barnices. 

Sin embargo, las sustancias que se usan para elaborar este material pueden acarrear diversos problemas en la salud de las personas, entre ellos: cáncer, endometriosis, daños neurológicos, daños en el sistema reproductivo e inmunológico.

 

Sustancias naturales 

No solo los químicos pueden provocar cáncer, también hay sustancias que provienen de la naturaleza como el metileugenol, un potenciador del sabor de uso común, extraído de plantas como la albahaca, el jacinto, la citronela o el anís. 

Se utiliza en gelatinas, repostería, bebidas no alcohólicas (sodas y bebidas refrescantes), chicles, dulces, helados y como aromatizante en perfumes, lociones o detergentes.

Recuerde consumir estos productos con moderación y consultar por sus ingredientes.

 

Agentes inevitables

Hay ciertas sustancias cancerígenas que son difíciles de evitar, por ejemplo, la radiación solar natural en la Tierra. Los rayos solares, que se llaman rayos ultravioletas A y ultravioletas B (rayos UVA y UVB), dañan la piel. Esto provoca la aparición prematura de arrugas, cáncer de piel y otros problemas en la piel.

También afectan otras fuentes de radiación -rayos X y radiofármacos- imprescindibles para el diagnóstico médico.

Ante estos agentes es importante exponerse lo mínimo necesario y utilizar siempre protección contra los rayos solares.

 

Contaminación peligrosa

En el aire hay muchas sustancias de polución que no afecta directamente el ADN de las células, pero conducen al cáncer de otras maneras. Por ejemplo, pueden hacer que las células se dividan a un ritmo más rápido de lo normal, lo que podría aumentar las posibilidades de padecer cáncer.

 

Fuentes: Sociedad Americana sobre Cáncer (www.cancer.org) / Organización Mundial de la Salud (www.who.int).

 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor