De todo un poco

Publicado el: 06 Feb 2013

Consejos para mantenerse bella en cualquier momento.

Por Redacción
Más notas del autor
Fotos Shutterstock.com

Fritura de… ¿cabello? Utilizar aceite en el cabello antes de aplancharlo es semejante a ponerlo a freír en una sartén llena de grasa. Los protectores contra el calor deben ser cremosos o en mousse y se deben aplicar antes de pasar la placha. Después, puede usar unas gotas de brillo.

 

Pechos en el climaterio. La menopausia es una etapa más de la vida de las mujeres y uno de sus signos es la flaccidez que aparece en distintos músculos y en los pechos. Evitarlo no es sencillo, pero sus efectos se pueden reducir utilizando ampollas y complementos naturales en la dieta. El aceite de oliva siempre es un gran aliado.

 

Divinas y con pecas. Las pecas pueden aparecer por largas exposiciones al sol, pero también pueden ser hereditarias. Cuando se acumulan en una sola zona, como la nariz, lo ideal es cubrirlas con base. Sin embargo, si están esparcidas por la cara y el cuerpo, lo ideal es lucirlas de manera natural con una base que las resalte, como las semitransparentes.

Pepino contra la retención. Este vegetal es un diurético natural, fuente de agua y potasio. Si usted padece de hinchazón en manos o pies, consuma pepino en ensaladas o refrescos.

 

De ojos y colores. Cuando se maquille, recuerde tomar en cuenta el color de sus ojos para la elección de sus sombras. Los ojos color café o miel les sienta muy bien los tonos morados, rosados y bronces; los marrón o negros son ideales para casi cualquier tipo de tono y los verdes o celestes se verán bien con cualquier color menos naranjas o rojizos.

 

Ojo con el agua caliente. A casi todas nos gusta bañarnos con agua tibia por la noche, principalmente si hace frío; pero tenga cuidado. Los baños de agua muy caliente pueden provocar resequedad y flaccidez.  

 

Fuera impurezas. El jugo de un limón mezclado con agua de rosas es un excelente antiséptico casero que le hará recuperar el equilibrio del ácido de la piel.

 

El maquillaje también muere. Las bases tienen una vida útil de un año, los rimel, de seis meses y los labiales y sombras, dos años después de su primera aplicación. Revise siempre sus cosméticos para evitar daños en la piel. 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor