Encuadernación, el arte del colectivo “La Hache”

Publicado el: 22 Apr 2013

Cinco artistas han reunido su talento en un colectivo que rescata el arte de la elaboración de libros.

Por: Eunice Báez
Más notas del autor
Fotografía: Ronald Pérez

 

El primer nombre que llevó el grupo fue La Hache es muda. Ana Lucía Araya, una de las integrantes del colectivo artístico, fue quien eligió este curioso apelativo. “Escogimos una frase que se usaba en la enseñanza del español, con el tiempo el nombre se redujo simplemente a La Hache y ha sido muy aceptado por nuestros clientes. Nos dicen mucho que talvez la hache no tenga sonido propio, pero La Hache sí suena”.

Ana Lucía Araya, Alejandra Giangiulio, Felicia Morales Suárez, Paola Jiménez y Laura Guzmán son quienes le dan vida a este curioso colectivo. Hace tres años, estas cinco mujeres relacionadas a las artes y las letras, decidieron embarcarse en el mundo poco convencional de la encuadernación artística.

Para empezar, es importante explicar en qué consiste esta disciplina. Encuadernar es, como el nombre lo indica, hacer cuadernos o libros. Ahora bien, la encuadernación artística lleva ese “hacer libros” más allá. La Hache deja lo utilitario para dar paso a la creatividad de la mano de artistas quienes hacen obras de arte únicas con papel, cartulinas y tela.

Hacemos una gran variedad de productos: álbumes, diarios, cuadernos de notas, recetarios, cajas y productos utilitarios. No sólo nos interesa preservar las técnicas, también el rescate de la escritura, el dibujo y los recuerdos. En la era en que vivimos, donde lo digital está a la orden del día, todavía hay espacio para conservar memorias a la manera de antes. ¿Qué mejor forma de hacerlo que por medio de un producto hecho a la medida?” detalla Ana Lucía.

Las cinco integrantes se conocieron en los cursos libres de la Universidad de Costa Rica (UCR), ahí descubrieron su amor común por los materiales, la encuadernación y los libros en general. Al finalizar un curso, continuaron reuniéndose cada cierto tiempo para intercambiar ideas y experiencias.Fue hasta entonces que decidieron consolidar un equipo de trabajo para compartir las técnicas ancestrales nutridas de las nuevas técnicas y de las cinco visiones diferentes de sus integrantes. “Cada una trabaja por colecciones individuales, creando el concepto y la producción. A veces trabajamos colecciones en conjunto, para lograr una producción más grande o para pedidos especiales”

La Hache además de participar con sus trabajos en ferias y eventos, como atienden todo tipo de pedidos especiales. “Estos años han rendido sus frutos por medio de la promoción que hay del trabajo a partir de las redes sociales, las ferias y de la publicidad de boca a boca” explica Ana Lucía.

Adicionalmente, el colectivo ha enfocado mucho de su talento en ofrecer cursos de esta disciplina “Nos gusta compartir la experiencia que hemos recolectado en estos años” explica Ana. 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor