La obesidad infantil: un problema de familia

Publicado el: 09 Sep 2013

 Niños desarrollan enfermedades como diabetes tipo 2 o colesterol alto

 

Kattia Chaves Alvarado. kattia.chaves@nacion.com
Más notas del autor
Shutterstock.com

“Si tuviéramos familias en las cuales se prefiera el consumo de frutas y verduras antes que la comida rápida y donde el padre y la madre practiquen ejercicio, tendríamos menos niños obesos, porque los buenos hábitos se aprenden”, explica el Dr. Oscar Badilla, especialista en Endocrinología del Hospital Clínica Bíblica.

En Costa Rica la mala alimentación y el sedentarismo hacen que entre un 20% y un 30% de los niños del país sean obesos. Una tendencia que se fortalece con la creciente preferencia por actividades de entretenimiento más inactivas como los videojuegos.

Los niños con obesidad comienzan a sufrir enfermedades que antes solo desarrollaban los adultos, tales como diabetes tipo 2 o colesterol alto, enfermedad cardiaca relacionada con aterosclerosis o la enfermedad de los vasos sanguíneos, cuyas consecuencias se verán cuando crezcan. 

Además, la obesidad infantil expone a los pequeños a convertirse en víctimas de burlas y hasta agresiones físicas por parte de sus compañeros, lo que les genera ansiedad y hace que coman más, iniciando de nuevo un ciclo. 

Cuando hay sobrepeso u obesidad en los niños, el primer paso es la valoración médica, pues es necesario determinar si aparecen otras enfermedades en forma temprana. A partir de allí, hay que mejorar la nutrición e insistir en la importancia del ejercicio. Un cambio que debe ser enfrentado por todo el núcleo familiar. 

Fuentes:
Dr. Oscar Badilla, Endocrinólogo del Hospital Clínica Bíblica. Tel: (506) 2522-1000.
Enciclopedia Médica Medline Plus.

5
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Más notas del autor