La revolución de la cocina. "No hay nada como cocinar para demostrar amor"

Publicado el: 17 Dec 2013

Autores de literatura contemporánea han relacionado la pasión con el chile picante, el amor con el chocolate, el exotismo con la canela, la conquista con un buen plato de sopa. 

Lea también:

Por María Fernanda Cruz
Más notas del autor
Fotos de Osvaldo Quesada

Warren González es un publicista de 27 años que sufría gastritis y la nutricionista le dijo que tenía que comer bien. Una historia fácil de creer cuando todos los años aparecen 800 nuevos casos de cáncer gástrico en Costa Rica. Su situación lo obliga a cocinar, porque nunca se sabe qué hay detrás de la cocina de un restaurante. 

 "A menos que usted esté en la cocina viendo lo que hace el chef, no tendrá idea de cuántas calorías están siendo saturadas en un platillo en particular", ha dicho, por ejemplo, Marion Nestlé, catedrático de nutrición, estudios alimentarios y salud pública en la Universidad de Nueva York

Entonces, Warren cocina por las noches. Le da pereza, claro, pero su decisión obedece a un estilo de vida saludable, porque si saca el tiempo para cocinar, también lo hará para acostarse más temprano, hacer ejercicio, leer… Es parte de su disciplina. Y, ¿por qué no? de su rebeldía. 

-¿Por qué cocina usted?

- Porque puedo tener el control de lo que estoy comiendo. Cocinar implica volver a la feria, sacar el tiempo para hacerlo, disfrutar el proceso de la cocina. Tener creatividad. Cocinar para vos mismo es amarte porque es más difícil que cocinés algo que te haga daño. 

-¿Por qué no va a restaurantes?

-Porque me quiero salir de ese estándar de comida rápida que solo satisface la necesidad de llenado. 

Como Warren, hay quien cree que no hay nada como cocinar para demostrar amor. 
“¿Hay alguna práctica menos egoísta, un trabajo menos alienante, un tiempo menos desaprovechado que preparar algo delicioso y nutritivo para la gente a la que quieres?" se pregunta el chef y periodista Michael Pollan en su libro Cooked (Cocinado). 

Por eso tantos autores de literatura contemporánea han relacionado la pasión con el chile picante, el amor con el chocolate, el exotismo con la canela, la conquista con un buen plato de sopa. 

 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor