Momento de escoger gimnasio: inicie valorando al entrenador

Publicado el: 01 Oct 2013

Instalaciones y máquinas deben pasar a segundo plano, luego continúe buscando estilo de vida y comodidad

Andrea González andrea.gonzalez@nacion.com
Más notas del autor
Archivo GN

Antes de definir cuál será el gimnasio en el que se va a inscribir, pregunte, vea y conozca al instructor que le hará compañía. 

Contrario a lo que muchos podrían creer, las instalaciones y las máquinas deben pasar a segundo plano cuando de escoger un gimnasio se trata.

Yimmy Sánchez, fisioterapeuta y médico, sostiene que la carta de presentación del centro de ejercicios debe ser el profesional que lo dirige, ya que éste será el encargado de velar por la salud y seguridad de cada cliente. “Lo más importante no es el parqueo o la ubicación, lo más trascendental es el entrenador”, expresó el médico.

Sánchez mencionó que, preferiblemente, el instructor debe ser un terapeuta físico, de no ser así, es necesario que haya un profesional en la rama que supervise lo que sucede dentro del gimnasio.

“La persona debe estar capacitada para entrenar a otros, con conocimientos biomecánicos y anatómicos. No es lo mismo hacer un movimiento sin peso, a uno con resistencia”, añadió el experto.

La fisioterapeuta Erika Cabezas recomendó cerciorarse de que los instructores o preparadores físicos tengan un título que los respalde, porque –según asegura– es usual encontrar instructores empíricos que aprenden los ejercicios con base en su propia experiencia.

El segundo paso indispensable es conocer las instalaciones previamente y las máquinas con las que se va a trabajar. Un recorrido rápido en lugares como los vestidores o los baños, aunque no los llegue a utilizar, podrían dar indicios del aseo del lugar.

Los equipos cardiovasculares de bajo impacto articular, las máquinas elípticas, las bicicletas especiales y las caminadoras deberían monitorear parámetros como las distancias y calorías.

Cabezas también aconseja escoger sitios que brinden asesoría nutricional y alternativas como clases de yoga y pilates, que permitan integrar el trabajo físico con el estilo de vida.

Si además, el gimnasio de su elección se encuentra cerca de su casa o de su lugar de trabajo, ¡felicidades! así disminuirá las posibilidades de abandonar la rutina.


 

5
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Más notas del autor
Tags: