Pilota tica fue la primera mujer en recorrer una de las pistas Ferrari

Publicado el: 27 Dec 2013

A sus 18 años de edad, Verónica Valverde se ha abierto espacio en el mundo de Fórmula Uno y ha descatado con su excelente desempeño, actitud y disciplina.

 

Por Mónica Morales
Más notas del autor
Fotos Germán Fonseca

Verónica Valverde Arredondo es una costarricense que ha dejado el país en alto y, con certeza, lo seguirá haciendo.  Sus triunfos engrosan el orgullo de sus padres, familiares y amigos. Con humildad y timidez, esta chicha rompió varios estereotipos (que los motores son cosa de hombre, que la velocidad da miedo, que los autos son para gente grande, etc.) y desde los 16 años se ganó el título de pilota.

Inició su  participación en competencias de cartismo  y continuó con los carros de fórmula uno, convirtiéndose en la primera mujer del mundo en correr por la pista Fiorano en Italia, la cual utiliza la marca Ferrari para hacer pruebas a toda velocidad.

Llegó a los autos por impulso de su tío político Andrés Fonseca hijo del piloto costarricense Carlos “Kiko” Fonseca. Él detectó el talento de Verónica y convenció a sus progenitores de darle el impulso para que iniciara en competencias de cartismo.

A Verónica, la pasión le llegó tras celebrar varios de sus cumpleaños en la pista de Go Karts que se ubica en Curridabat. Ahí empezó a aflorar el amor por sentarse tras un volante y sacar a la competidora que lleva dentro. Del cartismo pasó a un modelo fórmula uno con un motor de 2000 centímetros cúbicos.

Su personalidad no delata toda esa adrenalina que debe de cargar por dentro: ella es tímida, pausada, tranquila, serena y disciplinada.

Entre sus trofeos destacan los obtenidos en las competencias latinoamericana de carros Fórmula 2000 cc donde ha llegado a alcanzar una velocidad de hasta 240 kilómetros por hora. Además, uno de los premios que recibió fue un curso de una semana en la academia de Ferrari en italia.

“Allá es otro mundo, nos hicieron múltiples pruebas físicas y médicas, nos colocaban sensores y con pruebas computadorizadas medían los reflejos”, recuerda Verónica, fue durante este curso que se convirtió en la primer mujer en correr en la pista Fiorano.

Durante el 2013, ha estado participando en los desafíos panamericanos PanamGP Series que se han realizado en Estados Unidos, México, Costa Rica, Perú y Chile. A pesar de ser la única mujer en el concurso, asegura que no hay mucha distinción: “en pista somo iguales, todos tenemos el mismo objetivo: ir hacia adelante, avanzar y ganar.”

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor