Reconozca los focos de humedad en su casa

Publicado el: 31 Oct 2013

El exceso de humedad puede afectar su casa y su salud, más allá de lo necesaria que esta es para sus jardines

Kattia Chaves Alvarado kattia.chaves@nacion.com
Más notas del autor
Shutterstock.com

<a href="https://plus.google.com/u/0/116912818960437901379/posts?rel=author">Kattia Chaves</a>
¿Desde que entra a su casa percibe un olor extraño, “a guardado” quizás? o ¿ya no lo nota? De seguro, sus invitados sí y es porque las paredes, jardines, baños, están cargados de esporas de moho que se desarrollan por la humedad.

La humedad puede deteriorar el interior y exterior de su casa, pero también su salud. Aprenda a detectar esas focos de esporas fúngicas y eliminar la humedad de su casa.

Fuera de las viviendas

  • Hojas en descomposición provenientes de bosques, invernaderos, pilas de compost.
  • En el zacate de su jardín o patio, donde además, se reproducen en condiciones ideales las babosas.
  • Si su casa está cerca de caballerizas o corrales donde hay: heno, granos y harinas.

Dentro de las viviendas

  • Cuartos de baño con ventilación insuficiente.
  • Clóset de ropa con muchas prendas o cerca de otras zonas húmedas.
  • Paredes con tapices o que no han sido bien tratadas o curadas con impermeabilizante. Las manchas negras en paredes son señal de humedad.
  • Sótanos o bodegas con poca iluminación o ventilación.
  • Alacenas muy oscuras donde guarda alimentos que albergan fácilmente el moho, como panes, levaduras, algunas semillas, harina, leche y preparados en polvo.
  • Bibliotecas o estantes con periódicos o libros antiguos. 
  • Marcos de ventanas de madera con condensación importante.
  • Sistemas de aire acondicionado.

Las esporas del moho y otros hongos viajan a través del viento, de gastrópodos –babosas y caracoles– y en tormentas con polvo.

Tome en cuenta estos consejos para reducir los efectos por exposición a las esporas de hongos, tan nocivos para personas alérgicas.

  • Evite el contacto con vegetación muerta o en estado de descomposición, convivir con vegetación densa, como matorrales cerca de su casa, tampoco ayudará. 
  • Mantenga seca la ducha o el baño, mamparas, cortinas, alfombras y toallas. 
  • No use esponjas de baño.
  • No guarde la ropa o zapatos húmedos en el clóset o en zonas poco ventiladas.
  • Prefiera cortinas, alfombras o almohadones con fibras sintéticas antes que el algodón.
  • Evite la formación de manchas de humedad en paredes o ventanas.
  • Use pintura antifúngica o aerosol con fungicidas si hay zonas con tendencia a presentar humedad.
  • No deje alimentos fuera del frigorífico durante mucho tiempo, especialmente los lácteos.
  • Elimine las bolsas de basura diariamente.
  • Vigile que las plantas de interior estén en buen estado, sin signos de putrefacción o contaminación por hongos.
  •  Eviter la presencia y acumulación de polvo en la vivienda.
  • Aspire el dormitorio diariamente y quite la bolsa desechable de la aspiradora o vacíe con cuidado en una bolsa con nudo.
  • En la casa de personas con alergia es recomendable mantener la humedad relativa por debajo del 60%  y evitar humidificadores ambientales.
  • Si hay aire acondicionado, limpiarlo con frecuencia y cambiar regularmente los filtros de agua.

Fuente: Dra. Patricia Madrigal, médico homeópata del Hospital Clínica Bíblica. Tel: (506) 2225-2620 y 8820-5997.

 

Otras notas relacionadas:

 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor