Sábila para todo

Publicado el: 23 Oct 2012

.

Redacción de Perfil
Más notas del autor
Stock.

 

Piernas sin vellos

Si se te acabó la crema de afeitar las piernas y te encontrás en apuros, utilizá una pequeña cantidad de acondicionador de cabello sobre las piernas y deslizá con cuidado la rasuradora. Verás que tiene un efecto hidratante.

 

Fuera uñeros 

Para evitar los uñeros de los pies, calentá ¼ de taza de leche, agregale unas cuantas migas de pan y una yema de huevo hasta que quede una pasta homogénea. Aplicalo sobre la zona afectada y repetí cada media hora, hasta un total de cuatro veces. 

 

Puntas cerradas, cabello sano

Cuando el cabello está reseco se nota en tus puntas. Eso que llamamos florcilla solo desaparece con un buen corte de pelo, o cuidando el cabello para prevenirla. Una buena fórmula es secarlo  de manera muy ligera con el paño, en vez de frotarlo. 

 

Sábila para todo 

Es excelente para combatir las heridas abiertas y sanar las quemaduras. Contar con una planta de sábila dentro de tu casa te puede salvar de muchas cicatrices.

 

Buen aliento siempre

Algunas personas olvidan los consejos básicos para mantener el buen aliento, que es parte de la presentación personal. Recordá siempre lavar tu lengua y tus muelas más escondidas, además usar hilo dental por lo menos una vez al día. La halitosis se puede prevenir.

 

Rodillas hidratadas 

Para mantener tus rodillas con un color parejo, mezclá ½ cucharada de aceite de oliva, ½ limón y una pizca de avena bien machacada. Frotá todos los ingredientes sobre la parte de la rodilla endurecida y lavá con abundante agua tibia. 

 

Senos en su lugar

Muchas veces nos comenzamos a preocupar por el aspecto de nuestros senos hasta que los vemos flácidos. Para evitarlo, no durmás boca abajo, utilizá alguna loción para reafirmarlos y hacé ejercicios de fortalecimiento, al menos una vez al día.

 

Sin arrugas por más tiempo 

Si bien las arrugas son un símbolo inherente a la edad y la experiencia, también es cierto que a pocas mujeres les gustan en exceso. Para evitarlas, protegé siempre tu piel de la radiación ultravioleta, no fumés, rechazá los cambios rápidos de peso y bebé mucha agua, al menos dos litros por día. 

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor