Sala Constitucional trabaja 24 horas en fechas festivas y resuelve hábeas corpus y casos urgentes

Publicado el: 31 Dec 2013

Cualquier persona puede ir las 24 horas al día a dejar recursos de amparo, hábeas corpus o acciones de inconstitucionalidad a la Sala Cuarta.

Por María Fernanda Cruz
Más notas del autor
Fotos de Osvaldo Quesada

Los tiempos festivos siguen siendo tan movidos en cuestión de denuncias ante la Sala Constitucional como el resto del año, a pesar de que en esta época, el tribunal funciona con poco personal.

Las puertas de la Corte no se encuentran abiertas como de costumbre, pero hay una entrada habilitada para el público y varias personas atendiendo los casos que se presenten.

A partir de las 4:30 p. m., los recursos de amparo, hábeas corpus o acciones de inconstitucionalidad los recibe el guarda de la institución, pero siempre debe haber un magistrado de turno que le dé curso a las denuncias presentadas, en caso de ser urgentes.

Gilbert Armijo, presidente interino de la Sala Constitucional, explicó a Perfil que, en esta época del año, la cantidad de hábeas corpus presentados aumenta.

El crecimiento en este tipo de recursos se debe a las festividades, pues aumentan las detenciones o palizas injustificadas por parte de policías. 

“Hay más gente con problemas, como las fiestas de Zapote: toda persona que es detenida por algún pleito, viene para acá. Hay ciertas partes donde están tirando la basura, entonces los vecinos se quejan aquí. Si las medidas sanitarias no son las apropiadas, vienen para acá”. 

Los recursos de amparo y las acciones de inconstitucionalidad siguen llegando como de costumbre. Por ejemplo, en los últimos diez días se han presentado 102 casos. De ellos, 69 son amparos, 32 son hábeas corpus y uno es una acción de inconstitucionalidad.

Casos sin curso.

Armijo reconoce que un 50% de las denuncias que se interponen ante la Sala no le corresponde resolverlas a este tribunal. Incluso, algunas son incoherentes.

“Tenemos casos como que viene un muchacho a denunciar a Riteve porque, según él, le cercenó su derecho a la intimidad al ponerle una falta grave porque tenía su limosina totalmente polarizada y eso a él le servía para subir a Aserrí con una novia”.

Algunas otras personas van por casos de “legalidad ordinaria” como divorcios y entonces la Sala le recomienda llevar su caso al tribunal correspondiente.

Sin embargo, el presidente interino dice que lo mejor es que las personas sigan presentando sus denuncias, por más pequeñas que parezcan, pues es una forma de coadyuvar en las responsabilidades de la Constitucional.

“Yo soy de quienes agradece que la gente venga porque, en última instancia, funciona como un ente auxiliar de la Sala Constitucional en cuanto al cumplimiento de las garantías constitucionales”, dice Armijo.

¿Cómo funciona la Sala?

Durante las vacaciones de fin de año, la Sala trabaja de manera casi ordinaria, pero con menos personal. Para votar, tienen que estar presentes al menos siete magistrados y siempre habrá uno de guardia que atienda los casos urgentes que aparecen por la noche.

Es usual que los casos que se presentan por la noche sean por cuestiones de deportación o de salud. 

“No son casos urgentes, la mayoría. Pero otros sí, como deportaciones: personas extranjeras a las que sacan del país en la noche y sus parientes se enteran y vienen con un hábeas corpus. El magistrado tiene que correr y ordenar un impedimento de salida, por ejemplo”, explica Armijo.

A este tipo de casos siempre se le da prioridad en la votación. Lo primero que se vota son los hábeas y los recursos de amparo de salud, que tardan entre cinco y ocho días en salir, en promedio. Después se atienden los amparos que, en promedio, tardan unos 22 días en resolverse. Las acciones de inconstitucionalidad suelen tomar incluso meses, pues son más complejas.

0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor