Siete ventajas del condón femenino

Publicado el: 12 Sep 2013

Del 12 al 16 de setiembre se celebra la jornada internacional del condón femenino. En Costa Rica, todavía prevalecen los obstáculos para obtenerlo. 

Por María Fernanda
Más notas del autor
Fotos tomadas de www.acodemis.org y relaciones.uncomo.com

Los obstáculos y tabúes todavía prevalecen en la lucha por la implementación del condón femenino en Costa Rica. 

Aunque los primeros condones que se adaptan a la anatomía de la mujer llegaron al país en 1984, todavía no existe una disponibilidad real en las farmacias ni en los centros de salud. 

Así lo confirma Gabriela Solano, administradora del Centro de Investigación y Promoción para América Central de Derechos Humanos (Cipac). Desde el año pasado se publicó una investigación que comprueba que el 84% de las mujeres volvería a utilizar este tipo de preservativo en una relación sexual y el 74% en todas sus relaciones. 

 

“Hay que promover la educación y la institucionalización, que la gente lo interiorice, que sepan lo que hay que saber sobre el condón femenino. Ya las mujeres lo quieren usar, pero la cultura patriarcal sigue dictando que las mujeres no pueden decidir sobre su propia sexualidad porque eso promovería la promiscuidad”, explica Solano. 

En este momento, un modelo de condón se encuentra en proceso de inscripción en el Ministerio de Salud y su uso se encuentra dentro de la Estrategia Nacional de Condones. “Es un avance incluirlo y que se hable sobre el tema. Falta un poco más mejorar el acceso y que se visibilice en los proyectos”, agrega la experta.

Comodidad y placer. Estas son siete de las ventajas que ofrece el condón femenino, por encima del masculino tradicional. 

  1. Es un avance en cuanto a la toma de decisiones por parte de las mujeres sobre su propia sexualidad.  
  2. El condón femenino se puede colocar incluso horas antes de que se tenga la relación sexual, por lo que el tiempo de acción y la efectividad es mucho mayor.
  3. Está elaborado a base de poliuretano, en vez de látex. Muchas mujeres desarrollan alergia al látex del condón masculino. 
  4. Es más resistente que el condón masculino por el tipo de material con el que está diseñado. 
  5. Es mucho más cómodo para las mujeres porque se adapta al calor y a la anatomía de su cuerpo.
  6. También lo es para el hombre. Mientras el condón masculino es restrictivo (es muy tallado o muy molesto), el femenino se adapta a la anatomía de la mujer. 
  7. No corta la relación sexual. La mujer no tiene que quitárselo inmediatamente después de la eyaculación, como en el caso del condón masculino. Puede quedarse descansando y compartir con su pareja. 

Tome en cuenta:

  • Siempre hay un componente de negociación con la pareja y no dejarlo de lado. Hay que promover más la educación en ese sentido.
  • Hay que aprender a utilizarlo, al principio es difícil porque hay que practicar un poco para aprender a ponérselo. Después, será mucho más cómodo y fácil. 

 


0
Su voto: Ninguno
Más notas del autor